CONTEXTUALIZAR PARA REDUCIR LA BRECHA EDUCATIVA - Juan Jose Arevalo Jimenez
16249
post-template-default,single,single-post,postid-16249,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

CONTEXTUALIZAR PARA REDUCIR LA BRECHA EDUCATIVA

El diario “El Pais” en 2009 contaba en un reportaje titulado “La clase perdedora” que los  alumnos de padres sin estudios tienen 20 veces más riesgo de fracaso, aseverando que  la educación no consigue eliminar las diferencias sociales. El informe de la OCDE, en el que se basaba el reportaje, señalaba que que si se eliminan los condicionantes socioeconómicos y culturales de los alumnos, las escuelas españolas públicas, privadas y concertadas dan unos resultados muy similares entre sí. Sin embargo, ese contexto sigue pesando enormemente. Los hijos de los trabajadores no cualificados tienen 4,5 veces menos de probabilidades de acceder al ámbito universitario que los vástagos de los profesionales de alto nivel.

https://elpais.com/diario/2009/04/07/sociedad/1239055201_850215.html

En 2019, el mismo diario, ha señalado nuevamente, algo preocupante en un reportaje titulado “España camina hacia una sociedad de castas” que la igualdad de oportunidades se queda en papel mojado. La crisis rompió el ascensor social y el origen familiar condiciona cada vez más el nivel de ingresos. Los hijos con padres con educación superior ganan un 48% más que aquellos con padres sin estudios.

https://elpais.com/economia/2019/03/21/actualidad/1553181960_447712.html?rel=mas

La Constitución española proclama que corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social. Uno de esos poderes públicos, sería el conjunto de las  Administración educativas, que junto a los profesionales de la educación forma parte de un sistema educativo que tiene como objetivo, para asegurar la equidad, disponer los medios necesarios para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional.

El Consejo Europeo de Estocolmo, que desarrolló la Estrategia de Lisboa, que ha servido de base a la Estrategia Europa 2020, señaló la necesidad de elevar la calidad y eficacia del sistema educativo afirmando que la calidad y la eficacia no están en conseguir un buen producto a partir de unas buenas condiciones de entrada, sino en hacer progresar a todos los alumnos a partir de sus circunstancias personales.

Esa calidad y los medios necesarios se adoptaran en diferentes niveles de responsabilidad: estatal, autonómica y en los centros educativos. En el ejercicio de su diferente autonomía (artículo 1 de la LOE) habrán de adoptarse, entre otras, decisiones curriculares.

La actividad de los centros recae en última instancia en el profesorado, que avalado por el marco del ejercicio de las competencias de los diferentes órganos colegiados y de coordinación docente, debe traducir los objetivos generales del currículo, en objetivos concretos para un alumnado diverso y heterogéneo proveniente de diferentes orígenes sociales.

La programación didáctica que elabora el profesorado, tiene un primer aspecto determinante y que le da un sentido de realidad y eficacia a este documento de planificación, desarrollo y evaluación del currículo: la contextualización de la acción educativa del centro de enseñanza a las características socioeconómicas y culturales de nuestros alumnos y sus familias. Para dar una correcta respuesta al principio de atención a la diversidad que acompaña a la garantía de una educación común para todo el alumnado (artículo 4.3 de la LOE).

, para posteriormente ajustar el resto de variables del currículo: metodología, diseño de actividades, estrategias e instrumentos de evaluación, etc.

¿Qué indicadores podríamos utilizar?. Me parece muy interesante en este aspecto tener en cuenta la Resolución de 30 de marzo de 2016, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se definen los cuestionarios de contexto y los indicadores comunes de centro para la evaluación final de Educación Primaria. Hace una referencia a indicadores, tales como el tiempo dedicado por el alumnado al uso de herramientas TIC en casa, las motivaciones del alumnado, la edad en la que el alumno o la alumna empezó a ir al colegio, libros de lectura y prensa diaria, que puede utilizan en su casa, nivel de estudios de los padres y madres, apoyo al estudio en el domicilio familiar, situación laboral del padre o de la madre, etc.

¿Y podemos preguntar todo esto a nuestros alumnos siendo datos de carácter personal?. Sí, porque la disposición adicional vigesimotercera de la LOE nos dice que los centros docentes podrán recabar los datos personales de su alumnado que sean necesarios para el ejercicio de su función educativa. Dichos datos podrán hacer referencia al origen y ambiente familiar y social, a características o condiciones personales, al desarrollo y resultados de su escolarización, así como a aquellas otras circunstancias cuyo conocimiento sea necesario para la educación y orientación de los alumnos. Los padres o tutores y los propios alumnos deberán colaborar en la obtención de la información a la que hace referencia este artículo. La incorporación de un alumno a un centro docente supondrá el consentimiento para el tratamiento de sus datos y, en su caso, la cesión de datos procedentes del centro en el que hubiera estado escolarizado con anterioridad, en los términos establecidos en la legislación sobre protección de datos. En todo caso, la información a la que se refiere este apartado será la estrictamente necesaria para la función docente y orientadora, no pudiendo tratarse con fines diferentes del educativo sin consentimiento expreso.

Por tanto contamos o debemos contar con una información muy relevante para contribuir de manera más eficaz a planificar la acción educativa en nuestra aula, que facilite una mejor atención a la diversidad del alumnado y una mayor garantía para tratar de remover esos obstáculos que marcan las diferencias sociales de nuestros jóvenes.

Sin comentarios.

Enviar un comentario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

. Si continuas navegando por este sitio estás aceptando nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar