El ACCESO DE LAS FAMILIAS A LAS PRUEBAS DE EVALUACIÓN DE SUS HIJOS. AYUDA Y COLABORACIÓN EN FAVOR DEL ALUMNADO. - Juan Jose Arevalo Jimenez
15839
post-template-default,single,single-post,postid-15839,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

El ACCESO DE LAS FAMILIAS A LAS PRUEBAS DE EVALUACIÓN DE SUS HIJOS. AYUDA Y COLABORACIÓN EN FAVOR DEL ALUMNADO.

Recuerda que la educación es un derecho que para hacerse efectivo necesita AYUDAR  al alumnado. La LODE nos dice: el alumno tiene derecho a recibir las ayudas y los apoyos precisos ante las circunstancias que impidan o dificulten el acceso y la permanencia en el sistema educativo (artículo 6.3.h de la LODE). Ojo! Hablamos de un derecho fundamental protegido por la Constitución.

La evaluación no es siempre calificación. La evaluación es un proceso mediante el cual se obtiene información, de manera continua, para mejorar la propuesta formativa que recibe el alumnado. Cuando hablamos del acceso de los padres a las pruebas de evaluación de sus hijos hablamos de AYUDAR al titular del derecho a la educación: el alumnado.

El profesorado tiene la competencia de dirigir y orientar el aprendizaje (artículo 91.c de la LOE) y los padres tienen el derecho a estar informados sobre el progreso del aprendizaje e integración socio-educativa de sus hijos e hijas (artículo 4 de la LODE).

La evaluación es un recurso pedagógico de primer orden. Orienta al profesor sobre las medidas de atención a la diversidad que deba poner en marcha, al alumno (actor del proceso) le facilita recuperar aprendizajes y le motiva  al conocer sus aciertos. Con esta información la familia puede apoyar a sus hijos o solicitar ayuda.

El binomio profesorado-familias tiene algo en común, que tiene que ser objeto de estrecha COLABORACIÓN. Tú como profesor apoyas el proceso educativo en colaboración con las familias, a las que ofreces información periódica sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas, así como la orientación para su cooperación en el mismo (artículo 91c y h de la LOE). Los padres tienen el deber de conocer, participar y apoyar la evolución del proceso educativo de sus hijos, en colaboración con los profesores y los centros. Así como  proporcionarles, en la medida de sus disponibilidades, los recursos y las condiciones necesarias para el progreso escolar y participar de manera activa en las actividades que se establezcan en virtud de los compromisos educativos que los centros establezcan con las familias, para mejorar el rendimiento de sus hijos (artículo 4.2 de las LODE).

En resumen, la información de las pruebas de evaluación de los alumnos a sus familias forma parte del proceso de ayuda que el sistema educativo establece para hacer efectivo el derecho a la educación.

Respetando las competencias del profesorado y los derechos de los alumnos y sus familias, centrémonos en lo que une: el derecho a la educación ya no es sólo el acceso al sistema, sino también facilitar, al alumnado,  la permanencia y el progreso en el mismo, para que todas las personas puedan alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades.

Sin comentarios.

Enviar un comentario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

. Si continuas navegando por este sitio estás aceptando nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar