LA PRIMERA GARANTÍA PARA DEFENDER LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA EN EL PROCESO DE OPOSICIONES - Juan Jose Arevalo Jimenez
16241
post-template-default,single,single-post,postid-16241,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

LA PRIMERA GARANTÍA PARA DEFENDER LA PROGRAMACIÓN DIDÁCTICA EN EL PROCESO DE OPOSICIONES

A fin de cuentas hablamos de un proceso de oposiciones; en concreto regulado en la Resolución de 07/02/2019, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por la que se convoca concurso-oposición para el ingreso en el Cuerpo de Maestros por el turno de personas con discapacidad, procedimiento para que los funcionarios de carrera del Cuerpo de Maestros puedan adquirir nuevas especialidades y procedimiento de selección de aspirantes a puestos de trabajo docente en régimen de interinidad.

Mi reflexión girará, durante dos horas aproximadamente, en torno al marco normativo, que fundamenta la elaboración de la programación didáctica (Base Segunda, de la Resolución), por parte del aspirante y en virtud de la cual habrá de demostrar aptitud pedagógica suficiente y dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio docente; siempre en base a la discrecionalidad técnica del Tribunal de Oposiciones.

La propia convocatoria  establece que la programación didáctica hará referencia al currículo de un área y en la que se especificarán los objetivos, contenidos, criterios de evaluación y metodología, así como a la atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo.

Las bases de la convocatoria son la Ley del concurso-oposición (aunque hay matices, cada vez mayores por parte de la jurisprudencia del Tribunal Supremo) y el opositor y la opositora habrán de tener en cuenta que además del “contenido” de la programación didáctica, exigido en la Base Segunda, también son de aplicación las  demás disposiciones de carácter general (referencia en la Base Primera, de la Resolución), que afectan a este concurso-oposición.

Por lo que, en conclusión, el opositor y la opositora deben saber el marco normativo que avala que la programación didáctica se ajusta, a priori, a las exigencias de la convocatoria.  Teniendo en cuenta que se favorece el desarrollo del currículo mediante la elaboración de modelos abiertos de programación docente y de materiales didácticos que atiendan a las distintas necesidades de los alumnos y alumnas y del profesorado (artículo 121.3 de la LOE).

En definitiva la autonomía pedagógica de los centros, que supone la aprobación de las programaciones didácticas, como concreción del currículo en el proyecto educativo, por el claustro, completa y concreta el diseño curricular, inacabado por el Estado y la Comunidad Autónoma.

Mi primera reflexión ante la charla:

Objetivo:  dar a conocer este marco normativo, sin aburrir al auditorio.

Contenido: referencia a la normativa que sustancia las competencias del profesorado en el artículo 91 de la LOE.

Criterios de evaluación: conseguir la participación de los asistentes, para atender sus demandas.

Metodología: explicar la interrelación de la normativa que da sentido a lo que se hará en el aula; no como piezas separadas. Con el objetivo de entrelazar los aprendizajes, iremos de abajo hacia arriba

Casi una mini-programación.

4 Comentarios
  • Sonia Gomez
    Publicado a las 18:20h, 25 marzo Responder

    Me parece muy interesante el enfoque normativo ya que gran parte del profesorado carece de la fundamentacion normativa que sustenta a la programación didáctica. Pero consideró que también el profesorado va buscando conocimientos y ejemplos muy precisos sobre los siguientes aspectos :
    – Variedad metodologíca.
    -Tratamiento de la evaluacion
    Para ello hay que tener muy presente a qué especialidad y etapa va dirigida ya que cada una de ellas exige la convocatoria programaciones didácticas diferentes.
    Y por último considero que el opositor debe tener una idea muy clara de la línea argumental de su programación, para que esta tenga coherencia y personalidad.
    Saludos

    • juanjo
      Publicado a las 18:57h, 25 marzo Responder

      Gracias Sonia.

      La idea es hablar, en primer lugar, del marco legal de la programación didáctica, pues me acompaña otro docente que hará una referencia mas concreta a la defensa de la programación didáctica. No obstante y al hilo de tu interesante reflexión, te comento que pensaba incluir en la charla aspectos relevantes referidos a cuatro ámbitos de actuación del docente: tutoría, metodología, evaluación y atención a la diversidad, con referencia al nuevo Decreto de Inclusión.

      Saludos!

  • Juan Carlos
    Publicado a las 13:54h, 31 marzo Responder

    Buenos días, Juanjo. Ayer sábado asistí a tu ponencia en la jornada de CCOO sobre preparación de oposiciones. Me pareció interesante los enfoques que diste y me alegré muchísimo en coincidir contigo en todo lo relevante.
    Hiciste un recorrido por los elementos esenciales que debe llevar una programación de oposiciones, que aunque «virtual y no real» debe ser «realista» en el sentido de que debe, igualmente que una programación didáctica de centro (de área y de nivel), contener factores de contexto que determinan el cómo enseñar.
    Los opositores que llenaban la sala salieron satisfechos de lo aprendido en tu ponencia.
    Espero que tengas mucho éxito con el blog, y que los opositores que llenaban la sala participen del mismo. Yo desde luego, lo haré, si me lo permites.
    Por lo que comentasteis, el servicio de inspección, como no puede ser de otra forma, está intentando «interpretar» el alcance consecuencias del decreto 85/2019, para, lógicamente, asesorar y orientar a los centros; tarea difícil, en un momento «de transición», donde, como sabes, normativa de rango superior «cataloga» y clasifica al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo en seis categorías… cuestión que es determinante. Hasta que todo esto se clarifique en una norma básica, habrá que hacer «encaje de bolillos» para orientar en este sentido.
    No obstante, y por aportar algo de luz al nuevo modelo y «paradigma» planteado con el nuevo decreto de inclusión, decir que no me parece que sea sólo un «mero cambio» de nomenclatura (de las necesidades educativas, a las potencialidades y barreras)… creo que es más que eso:
    Pienso que el nuevo decreto de inclusión, asumiendo la filosofía inclusiva y las filosofías del «movimiento» DUA (diseños universales de aprendizaje), es determinante y, a mi entender, «revoluciona» el enfoque de la evaluación psicopedagógica a realizara a los alumnos, y por supuesto, también, afecta al enfoque y trazado de los planes de trabajo (antiguos PTI, – esto sí ha sido un mero cambio de nomenclatura). Me explico brevemente.
    Los anteriores «diagnósticos» se realizaban para «detectar necesidades educativas», sin más; y en los anteriores PTI los docentes planificaban el programa exclusivo para el alumno en base a atender dichas «necesidades».orientadas en los informes psicopedagógicos.
    En el nuevo Decreto, estas necesidades se van a identificar con el término «barreras» que limitan el aprendizaje, la inclusión y la participación del alumno, y atenderlas, sigue siendo necesario; tanto atenderlas, como «derribarlas» (si realmente son barreras al aprendizaje). La novedad que nos ofrece el nuevo decreto es la identificación de potencialidades, cuestión anteriormente olvidada. Estas potencialidades se convierten en «verdaderas puertas» al aprendizaje, (como establecen las neurociencias) y el identificarlas se convierte en la piedra angular de las evaluaciones psicopedagógicas y de los posteriores PT (planes de trabajo).
    Un saludo, amigo

    • juanjo
      Publicado a las 21:33h, 31 marzo Responder

      Muchas gracias por tu comentario, del que eres especialista. El interés por esta cuestión, que como dije estamos analizando ahora en el Servicio de Inspección, nos llevará a tomar conclusiones en el orden teórico y valorar su posterior desarrollo en la práctica. La cuestión planteada en la sala, referida a este Decreto me pareció compleja para abordarla en profundidad en ese momento (por ejemplo sobre la DUA hemos recibido formación), dado además que íbamos con retraso. Te anticipo que hoy mismo he escrito, lo tengo pendiente de publicación, sobre la evaluación psicopedagógica y dado el interés de la cuestión, siendo además un tema transversal para los opositores y opositoras, mi intención es llevarlo al caso práctico del que hablaré la próxima semana, en otra jornada formativa, con el fin de tener posibilidad y tiempo de profundizar más en esta materia.

      Gracias por participar, tienes las puertas abiertas..

Enviar un comentario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

. Si continuas navegando por este sitio estás aceptando nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar