El liderazgo ha sido una respuesta a la incertidumbre de la Covid-19
16798
post-template-default,single,single-post,postid-16798,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Tiempo de directores. Tiempo de liderazgo.

Los directores y las directoras de los centros educativos han sido, sin quererlo, los principales protagonistas del inicio del curso escolar; pues ha recaído sobre ellos una suerte de decisiones en un entorno de grave incertidumbre.

Hace unos días paseaba con uno de ellos; sus ojos cansados asomaban por encima de la mascarilla, reflejando el desgaste psicológico y físico que le ha supuesto preparar, junto a su equipo, la vuelta a las aulas del alumnado y del profesorado. Me dijo que, con cierta emoción, explicó a su claustro de profesores todas las medidas previstas, en los planes de inicio de curso y contingencia; para garantizar una vuelta lo más segura posible y una respuesta educativa acorde con los escenarios que pudiera marcar la pandemia de la COVID-19. El equipo docente respondió, en ese primer claustro, con un intenso reconocimiento a la labor desempeñada, mostrando su plena disponibilidad a contribuir y colaborar con las diferentes iniciativas, propuestas por el equipo directivo.

Hablemos de liderazgo en el ejercicio de la dirección y de la Inspección de educación en la proyección de estos líderes en los centros educativos.

La Dirección es el órgano o la persona que por delegación legislativa ejerce las funciones de dirección, coordinación y jefatura del todo el personal adscrito a un centro educativo. Se le confiere una autoridad por la posición que ocupa en el sistema educativo que le reconoce un conjunto de competencias, contempladas en la Ley 2/2006 de 3 de mayo (LOE) modificada por la LOMCE (artículo 132).

Esta figura, bajo la influencia de la cultura anglosajona, también ha venido a identificarse con el término de liderazgo. Esta cualidad está relacionada con determinados rasgos de la personalidad o características de quienes dirigen. Es el rol que ocupa una persona que se distingue del resto y es capaz de tomar decisiones acertadas para el grupo, equipo u organización que dirige, inspirando al resto de los que participan a alcanzar una meta común.

Este presente incierto es tiempo de líderes. Es tiempo de directores y directoras que aseguran a sus equipos docentes una estrategia bien definida y ampliamente comprendida; que han evaluado riesgos y tienen prevista la toma de decisiones para resolver los problemas, que hacen esfuerzos significativos para reelaborar los procesos y estructuras de gestión del centro educativo, empoderando al profesorado, que se siente participe y responsable en la consecución del éxito. Es tiempo de quien consigue que la capacidad de la organización supere el valor de la suma de la de sus componentes.

El impacto de la COVID-19 sobre la organización y el funcionamiento de un centro educativo era un enigma que abordamos, al principio del curso escolar, sin conocimiento previo. Estos líderes son resilientes, tienen una mentalidad particularmente abierta y curiosa en la búsqueda de las mejores soluciones y las más creativas, resolviendo incluso los problemas más inescrutables, al carecer de hipótesis fruto de la experiencia del pasado. Son buenos porque, desde la humildad, aprovechan la inteligencia colectiva y piensan en términos de probabilidades en el marco de la incertidumbre, no de certezas. Experimentan respuestas para reducir las incertidumbres clave, obtienen información de cada movimiento y generan capacidades que ofrecen certidumbres ante el riesgo.

.

A partir de esta premisa ¿cuál es valor añadido del papel de la inspección de educación en la detección, desarrollo y evaluación (mejora) del liderazgo de los directores de los centros docentes públicos? Puedes leer AQUÍ, en inspecciondeeducacion.com, una reflexión al respecto.

Es tiempo de directores, de liderazgo en el ejercicio de la autonomía que propicia la normativa, de transición real hacia un modelo que encuentre en los centros educativos las fuentes que pronostican las fortalezas y debilidades del contexto sobre el que inciden y encuentran y aprovechan la inteligencia colectiva que emana del profesorado, para dar soluciones de calidad y equidad a los problemas que acucian al alumnado. Así lo ha reconocido el Estado y las Comunidades Autónomas, con sus últimas decisiones.

Sin comentarios.

Enviar un comentario.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

. Si continuas navegando por este sitio estás aceptando nuestras cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar